La española Ingelia recibe el premio europeo de biomasa EUBIA Award 2015

El Consejo de Administración de EUBIA (European Biomass Industry Association, la aso­­ciación continental de la industria de la biomasa) ha concedido el EUBIA Award 2015 a la empresa española Ingelia por su “sobresaliente” contribución al desarrollo de este sector y su mercado en Europa.

La entrega del más prestigioso ga­­lardón europeo en esta materia y uno de los más relevantes, sin duda, de cuantos se conceden a las innovaciones más destacadas del mun­do de las energías renovables, se realizó en el transcurso del XXIII EUBCE (European Biomass Conference & Exhibition), el gran encuentro ferial y congresual de carácter científico y empresarial que se ha desa­rrollado entre el 1 y 4 de junio en Viena (Austria) y que res­pal­da la Co­mi­sión Europea (CE) e instituciones como la Unes­co para promover el diálogo entre los principales cen­tros in­­ves­ti­ga­do­res, la industria y los responsables de las ins­ti­­­tu­cio­nes comunitarias y Es­tados miembros que participan en este emer­gente sector.

En sus trece ediciones ésta ha si­­do la única en la que este re­co­no­cimiento recae sobre una em­presa es­­pa­ñola y es también una de las pocas veces que lo hace sobre una pyme como Ingelia frente a las grandes cor­po­ra­ciones industriales y energéticas, cuyos de­sa­rro­llos tecnológicos habían aca­parado has­ta el momento la atención de es­te certamen: Bio­chen­tex (2014, de Italia), Ar­ke­ma (2013, Francia), WTS-AB (2012, Suecia); Vattenfal (2011, Alemania), E.On (2010, Alemania), Smack (2009, Ale­ma­nia) o Ford (2007, EEUU).

La compañía valenciana ha implementado durante los últimos años la tecnología HTC (de carbonización hi­dro­ter­mal), un proceso patentado que permite superar los habituales problemas de humedad de los residuos orgánicos agroa­limentarios, forestales o urbanos para valorizar casi todo tipo de materia de este tipo transformándolos en pro­duc­tos ener­géticos con un 30% más de poder calorífico que los convencionales. La sostenibilidad y eficiencia del proceso diseñado han sido los factores que han conducido al International Scientific Advisory Committee-ISAC, el comité cien­tífico comunitario que establece los pro­yectos de investigación prioritarios de la UE y al propio Joint Re­search Centre (JRC), el centro científico que asesora en este sentido al propio ejecutivo comunitario, a fijar su atención en Ingelia.

La empresa valenciana, junto al Instituto de Tecnología Química (ITQ, integrado en la Universitat Politècnica de València (UPV) y el CSIC- ya fue seleccionada a finales de 2013 por tal motivo para liderar un consorcio inter­na­cio­nal en­cargado de ejecutar el proyecto NEWAPP, englobado en VII Programa Marco de la UE. Y éste proyecto NEWAPP, que profundiza en los usos energéticos ya conocidos del proceso HTC pero que también estudia otros al­ter­na­tivos de na­turaleza medioambiental (para el tratamiento de aguas, para la regeneración del suelo o como se­cues­trador de carbono) o incluso otros industriales, tuvo también su espacio en una de las jornadas paralelas organizadas durante el XXIII EUBCE, en concreto el 4 de junio, en las que, entre otros, el investigador del ITQ, Michael Renz o la propia di­rec­tora de Ingelia, Marisa Hernández, informaron y valoraron los avances logrados por los diferentes centros par­ticipantes en el macroproyecto sobre el tratamiento y usos de ma­teria orgánica con algún grado de humedad. En la jornada participaron también la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) y el Instituto Alemán TTZ, socios del proyecto y la f­i­lial italiana de Ingelia, Ingeli-Italia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.