El sector de la biomasa celebra el incremento de horas de funcionamiento aprobado en la Orden de Parámetros

En un entorno de reducción de centrales térmicas fósiles, la Orden de Parámetros Retributivos (enlace a la Orden TED/171/2020), ha aumentado a 7.500 horas el límite de producción con derecho a percibir retribución a la operación (Ro) de las plantas de biomasa (grupos b.7 y b.8). En la práctica, esto permitirá a las instalaciones existentes incrementar su generación eléctrica en un 15%.

Un mix renovable diverso y gestionable
Segun APPA Biomasa, la generación eléctrica con biomasa debe tener un papel fundamental en nuestro futuro renovable debido, principalmente, a tres razones: la capacidad de esta tecnología de proporcionar electricidad renovable gestionable; ser una herramienta fundamental para combatir los efectos de la España Vaciada; y contribuir a la mejora medioambiental y la bioeconomía circular mediante el uso de subproductos y residuos agrícolas, forestales y ganaderos, así como de industrias transformadoras de los mismos.

El borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) marca un incremento, en la próxima década, de cerca de 800 MW de biomasa para generación de energía eléctrica. El incremento de horas publicado en la Orden facilitará la puesta en marcha de nuevos proyectos al eliminar una limitación horaria injusta.


Grandes beneficios para España
España es el tercer país europeo en recursos absolutos de biomasa forestal (superficie forestal de 27.664.474 hectáreas) y séptimo en términos per cápita, el principal productor de aceite de oliva del mundo (1.404.600 t en la campaña 2015-2016) y el primer productor de ganado porcino en Europa (que generan más de 50 millones de toneladas de purines). Estas cifras nos dan una idea del potencial biomásico de nuestro país.

A pesar de los ingentes recursos biomásicos, España se sitúa a la cola en el ranking europeo de aprovechamiento de recursos forestales y agroganaderos. La biomasa representa un porcentaje muy modesto en el mix de generación eléctrica: la biomasa, el biogás y la fracción orgánica de residuos municipales (FORM) apenas llega en conjunto al 2% de la electricidad generada.

Si combinamos el potencial de recurso biomásico, la necesidad de creación de empleo y riqueza en zonas rurales, y las tecnologías disponibles de aprovechamiento biomásico, vemos que existe una gran oportunidad para el desarrollo de la economía nacional gracias a la biomasa.

Según el Estudio “Balance socioeconómico de las biomasas en España 2017-2021” (enlace del Estudio), elaborado por AFI para Unión por la Biomasa, un rediseño del modelo de subastas y de provisión de incentivos a la inversión, podría generar 12.596 nuevos empleos (hasta un total de 45.541 puestos de trabajo) y beneficios superiores a los 13.000 millones de euros para nuestra economía con inversiones del orden de 2.600 millones, lo que arrojaría un balance positivo de 10.247 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.