Apropellets crea un código de buenas prácticas para la libre competencia en el mercado del pellet

La Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets de Madera (Apropellets) celebra su Asamblea Anual en Valladolid, coincidiendo con la última edición de Expobiomasa 2019.

Conscientes desde la asociación de que el crecimiento del mercado del pellet de madera, en el que representa a más del 70% de la producción actual de pellets y del 80% del pellet certificado; puede aumentar el riesgo de actuaciones anticompetitivas ya sea por objeto o por efecto, intencionado o no. De ahí que durante la celebración de la Asamblea, Apropellets aprueba la instauración entre sus asociados de una política de prevención para garantizar la libre competencia entre ellos, recogida en el “Código de buenas prácticas para la defensa de la libre competencia”.

En el documento se establecen medidas para reducir los riesgos de incumplimiento del Derecho de la Competencia y acciones para detectar con rapidez las posibles conductas restrictivas de la competencia.

Con esta medida, Apropellets se compromete a supervisar que ningún acuerdo o actuación tendrá por objeto o podrá tener efectos potencialmente restrictivos sobre la competencia. Analizando con especial cuidado aquellas actuaciones que puedan tener resultados no deseados fuera o dentro de la asociación. Actuaciones como el establecimiento de precios u otras condiciones comerciales de forma directa o indirecta, limitar o controlar la producción, distribución, el desarrollo técnico o inversiones, repartir el mercado de productos o de materias primas o colocar a competidores en situación de desventaja mediante el establecimiento de condiciones desiguales en las relaciones comerciales, son algunos ejemplos que se pretenden frenar y evitar con este “Código de buenas prácticas”.

Las asociaciones empresariales y sectoriales, como Apropellets, son parte fundamental en mercados como el de los pellets de madera. Un producto que en la actualidad, ocupa una pequeña parte de su mercado potencial y todavía existen ineficiencia a lo largo de toda la vida del producto en cuanto a calidad, disponibilidad o distribución. En Apropellets diferentes productores, competidores entre sí, unen por ello sus fuerzas con este código de buenas prácticas, para que el mercado de los pellets progrese, además de trabajar para que el consumidor pueda adquirir un producto medioambientalmente sostenible y renovable, con garantías de calidad y suministro.

Esta colaboración, tanto dentro como fuera de la asociación, debe regirse por normas y leyes que garanticen la libre competencia entre los asociados u otros competidores. Está demostrado que, ante la falta de competencia en igualdad de condiciones, los actores implicados se despreocupan de otros aspectos como la mejora de la calidad y generan distorsiones en el mercado en el que los consumidores, competidores y el conjunto del mercado salen perdiendo. Las actuaciones anticompetitivas, por tanto, implican graves perjuicios para Apropellets y sus asociados y duras sanciones para los implicados que podrían llegar a condicionar su existencia.

Así mismo, el estudio y análisis del mercado en todos sus aspectos es clave para su mejora y progreso. Con todo, es necesario compatibilizar además, la gestión de esa información que pudiera considerarse estratégica con evitar posibles actuaciones o resultados anticompetitivos. Es importante por tanto que no exista intercambio directo de información entre competidores y que ésta se gestione de forma confidencial por terceros.

Todo ello y teniendo en cuenta también la defensa de las garantías de la calidad del pellet de madera y una gestión sostenible de la materia prima, junto a la defensa de la competencia, se convierten en piezas clave para el progreso del mercado del pellet de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.